Publicado el Deja un comentario

Salchichón Vela ibérico de Bellota, ideal para tapas y bocadillos



El salchichón es un tipo de embutido curado de origen griego y romano. Se elabora con carne magra de cerdo y algún contenido de tocino. Se condimenta con sal y algunas especias tales como pimienta, nuez moscada, clavo o cilantro. Toda esta masa picada se deja macerar durante unas veinticuatro horas y después se embute en intestino de vaca o cerdo, colgándolo para su curado, que puede ser «al humo» (ahumado) o simplemente secado al aire durante algunos días. Existen variedades de salchichón que contienen mezcla de carnes, como cerdo-vacuno, o cerdo-jabalí, venado, etc. En algunos lugares es un producto de la matanza.

En la gastronomía española, el salchichón es embutido, que puede elaborarse con diferentes carnes, tales como la de ciervo y jabalí, y que lleva pimienta negra. En algunos pueblos de Zamora se elaboran variedades de salchichón que mezclan jabalí con carne de cerdo.

Cabe destacar el Salchichón de cerdo ibérico de bellota, criado en libertad en dehesas salmantinas y extremeñas y alimentado con bellotas e hierbas durante la montanera. El cual se elabora de forma artesanal, seleccionando los mejores magros y condimentado con especias naturales. Embutido en tripa de calibre más pequeño que el empleado en el chorizo y salchichón cular. Oreado y secado durante un tiempo conveniente de curación.

Externamente presenta forma alargada y cilíndrica. Con pequeños recubrimientos de moho blanco. Al tacto ofrece consistencia y textura firme y compacta. Al corte se aprecia color rojo vivo intenso, con clara diferenciación entre magro y tocino.

Puedes encontrar los mejores productos ibéricos en nuestro establecimiento de la calle Tous y Ferrer, 3 de Palma de Mallorca

Publicado el Deja un comentario

Recetas de Jamón Ibérico: Milhojas de setas y jamón ibérico



Ingredientes principales:

• 2 laminas de pasta filo
• 50 gr de mantequilla
• 30 gr de queso de oveja manchego tierno o parmesano
• 100 gr de setas
• 100 gr jamón ibérico
• 1 ajo y perejil
• un manojo de tomillo fresco
• pimienta negra y sal

Elaboración:

Fundimos la mantequilla y la aplicamos con un pincel sobre una hoja de pasta filo, añadimos el parmesano rallado y cerramos con otra hoja de pasta filo. Volvemos a pintar con mantequilla y salpimentamos. Cortamos en cuadrados y horneamos a 190ºC durante 5 minutos. Reservamos.

Salteamos las setas con el ajo, en aceite a fuego suave, hasta que queden muy tiernas y las escurrimos. Salpimentamos.

Para montar el milhojas, colocamos un cuadrado de pasta filo, añadimos algunas setas, cubrimos con otro cuadrado de pasta filo, añadimos una loncha de jamón ibérico y cerramos con otro cuadrado de pasta filo.

Fuente: eljamoncito.com/spanish/recetas/receta_milhojas_setas_jamon_iberico.html

DIARIO BALEAR y la Charcutería La Crème sorteamos una cesta de Navidad que incluye una paletilla de Jamón de Guijuelo y muchos productos más. Entra en el siguiente enlace y enterate de como llevarse la cesta para disfrutar estas fiestas: Pincha aquí y gana una selección de nuestro mejores productos

Publicado el Deja un comentario

El queso mallorquín Grimalt puede competir con los mejores quesos del mercado internacional



Los amantes del queso no pueden dejar de degustar, el queso mallorquín Grimalt semicurado, ya que es un bocado digno de los mejores paladares.

Seguramente, si hablamos de queso de las Islas Baleares, todo el mundo puede pensar en el afamado queso mahonés; aunque podemos asegurar, que el queso mallorquín tienen la misma o mayor calidad y sabor, pero es una apreciación propia, ya que para gustos los colores.

El queso semicurado mallorquín Grimalt es muy versátil, imprescindible con uvas o con galletas de Inca, además de extraordinario en el pa amb oli; pero no dudéis en rayarlo encima de la pasta o darle un toquecito de calor, ya que os sorprenderá su textura y melosidad en el paladar.

Os recordamos que la mejor variedad de queso la podéis encontrar en nuestra tienda de la calle Tous y Ferrer nº 3 de Palma de Mallorca.

Publicado el Deja un comentario

Qué es mejor, ¿la pechuga de pavo o el jamón york?

El pavo ha ganado popularidad gracias a su alto contenido en proteínas, agua (en torno a un 75%) y en vitaminas del grupo B y su poca grasa. Según la tabla nutricional del Ministerio de Agricultura, esta carne contiene 3,3 gramos de lípidos en una ración de 150 gramos, frente a por ejemplo los 34,5 gramos de las partes magras del cerdo. Tal es su penetración en las cocinas españolas que esta ave se comercializa no solo en filetes de pechuga o en forma de fiambre, sino como salchichas, hamburguesas o incluso chorizo.

No obstante, a la hora de hacer la compra siempre hay que echar antes un vistazo: como cualquier procesado, su etiqueta puede esconder algunas sorpresas. Igual que pasa con el jamón York o con los sucedáneos de queso.

La pechuga de pavo, a diferencia de otros derivados cárnicos, solo admite una variante según la normativa española. Mientras en el caso del jamón york, las lonchas pueden provenir de una mezcla de partes del animal —carne, o carne y grasa—, de una o varias especies, la pechuga de pavo solo puede proceder, como indica su nombre, de la pechuga de esta ave.

Eso sí, hay algo común a todos los procesados cárnicos: según el artículo 17 de la ley de calidad de los productos cárnicos, pueden llevar hasta un máximo de un 10% de féculas, entre otros ingredientes facultativos.

Cuando las lonchas que compramos en el supermercado llevan féculas el producto debe llamarse «fiambre de pechuga de pavo». En ocasiones, no aparecerá en la denominación del producto. En su lugar, el paquete puede decir: «finas lonchas», «puro pavo», sanísimo» o «braseadas», entre otros reclamos. En letra más pequeña y cerca de los ingredientes, sin embargo, deberá aparecer la verdadera naturaleza del alimento: «pechuga de pavo cocida» o «fiambre de pechuga de pavo».

Que no lleve féculas no significa que no contenga otros elementos. Al pavo, explica Jessica Hierro, tecnóloga de los alimentos y nutricionista en Alimmenta, «se le suele añadir sal, agua (un máximo de un 5,5%), leche o soja», y adivitivos «para hacer que dure más y, en algunos casos, para mejorar el sabor o el tacto».

A las lonchas de pavo se les suele añadir sal, agua (un máximo de un 5,5%), soja o leche» (Jessica Hierro, tecnóloga de los alimentos)

Hasta el punto de que, según explica la doctora e investigadora del CSIC Marta Miguel, hay paquetes que llevan solo un 65% de pavo, los hay con menos del 50% y otros que llegan al 92%. «Cuanto más porcentaje tiene de esa carne de ave, menos va a tener de lo demás (que es añadido)», recuerda Miguel: «Y que pueden ser azúcares, almidones, aromas, etcétera».

Un vistazo a algunas etiquetas confirma lo que expone la experta. En un paquete elegido al azar en el supermercado de fiambre de pechuga de pavo leemos: «55% de pavo, agua, sal, estabilizadores, fécula de patata, proteína de leche, azúcar, aromas, potenciador de sabor, antioxidantes y especias». En otras enseñas, la cantidad de pavo asciende a un 69%, pero la lista de añadidos es similar: dextrosa, leche en polvo, proteína de soja, aromas…

«Esto se hace para abaratar el producto: las sustancias como la fécula retienen agua [y el peso aumenta]», remarca Miguel Ángel Lurueña, doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y creador de la web Gominolas de Petróleo. «Es decir, los fiambres tienen menos proporción de carne (o de proteínas) y más proporción de agua: se trata de productos de categoría comercial inferior y, por lo tanto, más baratos». Algunos de estos fiambres tendrán una denominación comercial que resalte valores como «más jugoso» o «extrajugoso».

Lurueña apunta que lo importante, por tanto, es mirar bien la etiqueta: «No porque sean peligrosos —los productos del supermercado han pasado exámenes del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (en el apartado cárnico, los parámetros aceptables provienen de una legislación euroasiática cuya última instrucción se publicó en 2016)—, sino para saber lo que estamos comprando».

Fuente: https://elpais.com/elpais/2018/01/19/buenavida/1516363283_843853.html

Publicado el Deja un comentario

El mejor queso del mundo se hace en Maracena (Granada) y lo puedes encontrar en La Crème



La quesería RRR consiguió el premio Super Gold de la World Cheese que se celebra anualmente en el Reino Unido

La quesería maracenera RRR ha sido galardonada con el prestigioso galardón Super Gold en la World Cheese 2018 celebrada en Reino Unido. Esta feria es uno de los certámenes más importantes del mundo para escoger a los mejores quesos del panorama actual. El queso de cabra curado de leche cruda ha quedado entre los 70 mejores quesos del mundo, de más de 3.500 que se presentaron al certamen.

En esta empresa familiar, que comenzó su andadura en el año 1993, se encuentran muy satisfechos y emocionados. «Este nuevo reconocimiento es algo increíble, porque es muy difícil de lograr. Que en los últimos seis años hayamos conseguido cuatro medallas para nosotros es una gran recompensa a toda una vida de trabajo», asegura el dueño de RRR, Roberto Rivas.

Esta quesería familiar exporta sus productos al resto de España, Francia e Inglaterra, y tiene una producción diaria de 2.000 litros de leche, que proviene de la Costa, la Alpujarra y la Vega granadina. En la actualidad, la empresa trabaja siete variedades de quesos, de cabra y vaca, y como novedad están sacando al mercado este año un queso de cuajada láctica de cabra, «que está teniendo mucho éxito».

Este queso de cabra curado de leche cruda se prepara con leche de cabra murciano-granadina, tiene una elaboración de un día y curación de cuatro meses, con una alta humedad y baja temperatura. La corteza es totalmente natural lavada.

Fuente: https://www.granadahoy.com/vivir/mejor-queso-mundo-hace-BMaracenaB_0_1297970472.html

Os recordamos que el queso RRR y una amplia variedad de los mejores productos del mercado, los puedes encontrar en nuestro establecimiento de la calle Tous y Ferrer, 3 de Palma.

Publicado el Deja un comentario

Bodegones de queso y embutidos, la nueva moda que triunfa en Instagram



La última tendencia ‘foodie’ ha generado una avalancha de auténticas obras de arte y una delicia para la vista… y el estómago

Algo está pasando en Instagram. Las diferentes modalidades de selfies que se han ido poniendo de moda están dejando paso a una tendencia mucho más sabrosa en la red social. Muchos usuarios de la app fotográfica están subiendo imágenes con platos llenos de queso y distintos tipos de embutidos, orquestando geométricas composiciones.Las porciones del queso de cabra, azul, gouda o cheddar comparten protagonismo con lonchas de jamón, salchichón o salami.

Para darle más color y variedad a esta especie de mandalas gourmet, también se incluyen encurtidos, frutas o frutos secos.La charcutería artística está ganando bastantes adeptos. Hasta ahora, más de 2.000 usuarios han compartido sus instantáneas de platos de queso y sucedáneos del chorizo en la plataforma propiedad de Facebook. Con el hashtag#cheeseplate hallamos más de 66.000 publicaciones y con el más concreto #thatcheeseplate unas 2.500.Mandalas gastronómicos. Una de las más activas en este sentido es Lilith Spencer (alias @cheesemongrrl).

En su perfil de Instagram podemos encontrar bellas creaciones con pequeños trozos estratégicamente situados que dibujan caprichosas formas. Esta usuaria subió su primer plato de queso hace casi un año y su patrón más popular hasta ahora ha superado los 600 likes.

Fuente: https://www.elmundo.es/f5/2016/08/27/57bffbfce5fdea8e7f8b45c4.html

Si quieres hacer las mejores decoraciones de platos y subirlo a tus redes sociales pasa por nuestro establecimiento en la calle Tous y Ferrer, 3 de Palma de Mallorca. Os esperamos!

Publicado el Deja un comentario

La sobrasada de Mallorca: Seña de identidad conocida en el mundo entero

Si nos remontamos a los orígenes de las civilizaciones y pueblos del oriente medio, vemos que éstos surgen junto a grandes ríos y a orillas del mar. En estas zonas ricas en agua, gracias a los avances técnicos en los sistemas de regadío y mejoras de herramientas, disponen de una floreciente agricultura y ganadería . Ello conlleva a que surjan concentraciones de personas y las primeras ciudades.

Dice el refrán que “la necesidad es la madre de las invenciones”, así que la necesidad de conservar alimentos durante largos períodos da lugar a técnicas como la del salado, y la de embutir carne picada de animales en sus propias tripas.

Durante esa época, Mallorca que se encuentra en el período talayótico (1300 a c), ya dispone de una importante cabaña porcina, es el cerdo negro mallorquín raza autóctona de las islas. Se cree que esta raza es el resultado del cruce progresivo del tronco porcino céltico y el ibérico.

Es bajo el imperio romano cuando esta técnica de conservar alimentos llega a la isla, aunque de nuevo se diluye en el tiempo durante la época musulmana. Cabe recordar que el cerdo es un animal prohibido en el Corán.

A partir de la conquista de la isla en el año 1229 por el rey Jaume I, vuelven las costumbres y cultura cristiana occidental. Ello conlleva de nuevo la explotación del cerdo como base de la alimentación insular.

En esta época encontramos los primeros inventarios, donde podemos ver referencias a “piezas de carne colgadas”. Aún hará falta tiempo y una serie de condicionantes históricos y culturales para llegar al actual embutido tal y como lo conocemos hoy en día.

Es al comienzo del renacimiento donde encontramos en la isla de Sicilia una técnica de prensado de embutido llamada “sopressa”. Se cree que el origen etimológico de nuestra sobrasada puede venir de esta técnica o de su variante “soprassata”.

He localizado una referencia a un documento del siglo XV donde aparece citada la sobrasada. Se trata de un envío del mayordomo del rey de Sicilia a Martín el Humano. Martin I de Aragón, llamado también el Humano o el Viejo, fue nombrado señor y regente de Sicilia en 1380, por lo que dicha citada referencia podría tener validez histórica.

Hay quienes sostienen que la palabra podría venir de «salpressada» y aún del castellano «sobreasada». La palabra «sobreasada» significaría que en algún momento se asa la mezcla que compone el embutido, mientras que la carne embutida origen de la sobrasada, siempre ha sido cruda.

Otro mito popular indica que el nombre podría venir de las palabras “sobras” y “asadas”, al igual que la anterior anotación no parece tener mucha validez.

Desde Sicilia llega el embutido a Valencia, dado el importante comercio marítimo de la época, y desde allí llega a Mallorca donde esta técnica se adopta y expande muy rápidamente.

A partir del siglo XVI se desarrolla en Mallorca una importante tradición charcutera, convirtiéndose la sobrasada en una de las formas de conserva habitual.

Conviene recordar que en la dieta tradicional mallorquina, la sobrasada y embutidos similares constituía casi la única fuente de carne de consumo; los platos de carne fresca se reservaban para ocasiones especiales y festividades.

A partir del siglo XVII encontramos múltiples referencias al uso de la sobrasada en la gastronomía de la isla y en inventarios de las alacenas; una de las referencias más usadas en diferentes libros y webs es la siguiente cita “foren emmagatzemats dins un rebost cent sobresades i trenta llonganisses», su traducción sería “fueron almacenadas en una alacena cien sobrasadas y treinta longanizas”.

A finales del siglo XVIII se da el cambio más importante en cuanto a la presentación de la sobrasada, ésta adquiere su actual coloración roja gracias al pimentón.

El pimentón, al igual que otras verduras y frutas que comemos habitualmente, es originario de América. Hay constancia por escrito de como Cristobal Colón lo entregó como parte de una ofrenda a los Reyes Católicos en el año 1493, en el monasterio de Guadalupe. Serían los frailes jerónimos de Yuste y Guadalupe los que iniciarían su cultivo, y de allí se expandiría, rápidamente, por Extramadura.

A partir de este momento la sobrasada experimenta ya pocos cambios hasta llegar al siglo XX, cuando gracias a la industrialización se consigue preparar más cantidades del preciado embutido, que comienzan a exportarse. Conviertiéndose junto a la ensaimada de Mallorca en una de nuestros mejores embajadores.

Fuentes:

Sobrasada de Mallorca: sabor y color: el secreto mejor protegido de la dieta mediterránea. Consejo Regulador de la Denominación Especifica Sobrasada de Mallorca 2004

Sobrasada de Mallorca: sabores de cuchara: el toque dorado de todos los platos. Consejo Regulador de la Denominación Especifica Sobrasada de Mallorca 2005

Ayer y hoy de la cocina mallorquina. Miguel Ferrà i Martorrell

La sobrassada de Mallorca : cuina i cultura / Antoni Contreras i Mas, Antoni Pinya i Florit: Consell de Mallorca, D.L. 2000

Wikipedia: Historia de Mallorca. Ensaimada de Mallorca

Illes Balears Qualitat: Web del Govern de les Illes Balears

PUEDES ENCONTRAR LOS MEJORES PRODUCTOS MALLORQUINES EN NUESTRA TIENDA DE LA CALLE TOUS Y FERRER, 3

Publicado el Deja un comentario

El otoño llega también a tus platos de salmón ahumado: Risotto de calabaza con salmón ahumado



Adapta tus menús a la nueva estación y disfruta de las mejores recetas de salmón ahumado

Ya es oficial: el otoño ha llegado esta madrugada para quedarse tres meses. Es tiempo de paisajes marrones, hojas secas, lluvias y temperaturas algo más bajas. Tiempo de la vuelta al cole y al trabajo. Gastronómicamente, vamos cambiando el chip de las ensaladas por platos algo más calientes… ¿Adaptamos la cocina a la nueva estación? ¿Qué te parece si empezamos por platos con salmón ahumado?

Algo tenemos claro: el otoño también llega a nuestra mesa. ¿Por qué? Pues porque cada estación tiene sus alimentos típicos, y el otoño no iba a ser menos. Entre otras, son típicas frutas como la granada o la uva. También empieza la temporada de naranjas, mandarinas, aguacates, kiwis, pomelos o castaña, entre otros. Ah, ¡no nos olvidemos de las ricas castañas!

Con esta estación también llegan una gran cantidad de verduras: hongos, repollos, calabaza, calabacín, berenjenas, boniatos, alcachofa, espinacas o coliflor, entre otras.

Es bueno recordar que, después del calor del verano, debemos preparar nuestro cuerpo para el frío. Así, a través de la alimentación, uno de los objetivos en la cocina es prevenir enfermedades, mantener equilibrado el aporte de vitaminas, sales minerales y proteínas. Así, las carnes blancas y el pescado son fundamentales en esta estación del año. ¡Y nosotros apostamos por el salmón ahumado!

Por último, te recordamos que antes los cambios de estación es importante cuidar lo que comemos para fortalecer el sistema inmunológico y potenciar las defensas del organismo. Por eso, debes llevar una alimentación sana y equilibrada, combinada con la práctica de ejercicio físico. ¿Estás preparado/a para el otoño? ¿Verdad que es buena idea hacerlo con salmón ahumado?

Risotto de calabaza con salmón ahumado

Al leer el nombre podréis pensar que es un risotto tradicional cocinado con los dos ingredientes que aparecen el el título de la publicación, pues no, el salmón solo aparece como toque final, como broche a un risotto de tierra y mar.

Los más espabilados habréis llegado a la conclusión de que en lugar de caldo vegetal, de carne o de pollo, lo cocino con fumet de pescado.

Siempre viene bien tener fumet casero en el congelador, ya que se suelen preparar cantidades grandes y es algo que suele sobrar. Congelandolo en botellitas de 0.33 cl podréis improvisar paellas, calderetas o guisos de mar sin tanto trabajo entre fogones. Otra opción (que, personalmente odio) es comprar los tetra brick que comercializan en cualquier tienda de alimentación.

El fumet (del francés fumet) es un fondo blanco (fondo básico de cocina) hecho a base de pescados y mariscos. Para su elaboración se utilizan espinas y restos de pescado (no vísceras, ya que estas amargan y enturbian el caldo) con alto contenido en gelatina. En general se utilizarán aquellos pescados y mariscos que transmitan buen sabor al caldo resultante. El fumet es un caldo concentrado.

Ingredientes
4 tazas de arroz (arborio o carnaroli)
½ calabaza
1 cebolla
1 loncha de salmón ahumado
½ litro de fumet de pescado
1 cucharada sopera de mantequilla
Parmesano rallado
Sal y pimienta

Instrucciones
Cocemos la calabaza al vapor hasta que esté al dente y cortamos en dados pequeños. Salteamos con la cebolla finamente picada y la mantequilla hasta que quede dorada, salpimentamos y añadimos el arroz y salteamos otro minuto. Empezamos a añadir el caldo de pescado caliente (para no cortar la cocción) poco a poco sin dejar de remover durante 20 minutos, terminamos añadiendo el parmesano al gusto, removemos y servimos, decorando con una flor de salmón ahumado.

Publicado el Deja un comentario

Queso Gamonéu de Cangas de Onís, una delicia traída desde el corazón de los Picos de Europa



El queso Gamonéu se elabora artesanalmente, diferenciando dos variedades de producción: el queso gamonéu del puerto, que se elabora en las cabañas de los puertos de montaña, y el queso gamonéu del valle, elaborado en las queserías de los valles.

El queso Gamonéu es un queso graso, madurado, de corteza natural, que se puede elaborar con leche de vaca y/o oveja y/o cabra, ligeramente ahumado y con leves afloraciones de penicilliun en los bordes.

Se produce en los concejos de Onís y Cangas de Onís, corazón de los Picos de Europa. Leche de vaca, de oveja o de cabra; o mezclando dos o tres de dichas especies. Es ahumado con leña de especies autóctonas no resinosas, formando una corteza que dificulta la penetración del hongo Penicillium. Hasta alcanzar los dos meses desde la elaboración de la cuajada. El queso se afina pudiendo penetrar el Penicillium desde los bordes hacia el centro.

CARACTERÍSTICAS SENSORIALES

Consistencia de la pasta: dura o semidura, firme y friable.

Ojos: irregularmente repartidos y de pequeño tamaño.

Color: en su interior, blanco o blanco-amarillento, con leves afloraciones verde-azuladas en los bordes. En la corteza su coloración es peculiar debido al ahumado que le confiere un color siena tostado, que posteriormente durante su estancia en cuevas al poblarse de hongos adquiere tonalidades rojizas, verdosas y azuladas.

Sabor: predominio suave de humo y un punto ligeramente picante. En boca evoluciona mantecoso, con regusto persistente a avellana.

Aroma: con suaves toques de humo limpio y penetrante, aumenta con la maduración.

Puedes encontrar los mejores quesos nacionales en nuestro establecimiento de la calle Tous y Ferrer nº 3 de Palma de Mallorca

Publicado el Deja un comentario

Receta de tartaletas de cherry, queso de cabra y sirope de arce ¡Adiós verano, hola otoño!

No sé si a vosotros os ocurre lo mismo, pero a mí el tomate me recuerda al verano a pesar que durante los meses de frío lo siga usando en mi cocina tanto o más. Hoy con esta receta despedimos el verano y damos paso al otoño con unas tartaletas de tomates cherry, queso de cabra y sirope de arce, una receta verdaderamente fácil y sencilla, pero muy resultona para resolver un entrante.

Os recomiendo no prescindir entre los ingredientes del sirope de arce, pues le aporta un punto de dulzor que contrasta a la perfección con ese ácido del que por lo general, presumen los tomates cherry.

Ingredientes para cuatro personas
1 lámina de hojaldre refrigerado
1 rulo de queso de cabra
40 tomates cherry
2 ramitas de tomillo
4 cucharaditas de sirope de arce
Sal y pimienta

Cómo hacer tartaletas de cherry, queso de cabra y sirope de arce

Comenzaremos precalentando el horno a 200º. Estiramos la masa de hojaldre en una encimera y cortamos cuatro discos de doce centímetros de diámetro que colocaremos en unos molde para tartaletas de ocho centímetros de diámetro forradas de papel de horno. Si no disponemos de moldes no pasa nada, pues se pueden cocer en plano sin problemas encima de una bandeja forrada con papel de horno.

Pinchamos con un tenedor la masa para que no hinche demasiado y la horneamos durante 10 minutos o hasta que la veamos ligeramente dorada. Mientras lavamos los tomates cherry y los secamos. Colocamos un medallón de queso de cabra en el centro del hojaldre y repartimos los cherrys alrededor, salpimentamos y espolvoreamos el tomillo fresco picado.

Vertemos una cucharadita de sirope de arce por encima de cada tartaleta y horneamos de nuevo 10 minutos hasta que el queso ablande. Servir rápidamente.

Fuente: https://lifestyle.trendencias.com/recetas/receta-de-tartaletas-de-cherry-queso-de-cabra-y-sirope-de-arce-adios-verano-hola-otono